La noche del lunes 18 de mayo pintaba para ser como cualquier cierre de jornada laboral para Roberto Palazuelos. Eran como 9:30 pm, el actor acababa de terminar una junta de trabajo y se encontraba en su habitación, una de las cabañas de lujo de su hotel Diamante K en Tulum.

 

Llovía muy fuerte y lo que parecía que iba a ser un gran chubasco de pronto se convirtió en una tormenta eléctrica que causó severos daños en la propiedad.

 

“¡Volví a nacer! Estaba yo acostado en mi cabaña escuchando una tormenta eléctrica y de repente cayó un rayo en la cabañita de al lado y la pulverizó”,  contó el empresario y actor.

 

“Antes vi caer dos rayos enfrente que parecían como si un avión de guerra hubiera pasado y hubiera bombardeado. Como a los cinco minutos un tercer rayo pegó atrás, a ladito de mi cabaña y fue cuando me empezó a gritar mi escolta ‘sálgase, sálgase’”.

 

Roberto obedeció y cuál sería su sorpresa que al abrir la puerta vio un fuego “como de 25 metros de alto” detrás de donde se encontraba.

Comentarios

Comentarios