Efecto dominó, preparémonos para hacer conciencia de austeridad y solidaridad.Estudio enviado por la CPAL (conferencia de provinciales (jesuitas) de América Latina.)

Colaboración Especial

Enrique Vela SJ

La crisis del coronavirus empujará a 60 millones de personas a la pobreza extrema

  

Según el Banco Mundial, la economía global podría desplomarse cerca de un 5% este año. 100 países han recibido ya ayuda de la institución para aliviar la emergencia humanitaria provocada por la pandemia. Nota de El País.

La crisis desatada por la pandemia de covid-19 y el cierre de las economías desarrolladas puede provocar que 60 millones de personas caigan en situación de pobreza extrema —vivir con menos de 1,90 dólares al día— en todo el mundo. Esto supondría, como , un retroceso en la lucha contra este problema que hoy sufren . Esta vez ha sido David Malpass, presidente del Banco Mundial, quien ha alertado del peligro de que se reviertan buena parte de los avances de los últimos años para erradicar esta lacra que, de cumplirse lo establecido en el primero de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, debería ser en 2030.

 

“La pandemia y el cierre de las economías avanzadas podrían llevar a hasta 60 millones de personas a la pobreza extrema, borrando gran parte del progreso reciente logrado en el alivio de la pobreza”, ha dicho este martes Malpass en una conferencia telefónica.

 

El presidente del Banco Mundial destacó además que la institución ha establecido ya operaciones de emergencia con un centenar de países en desarrollo, que acogen al 70% de la población mundial. De ellos, 39 se encuentran en África subsahariana y casi una tercera parte corresponden a proyectos en contextos frágiles o conflictivos como Afganistán, Chad, Haití y Níger.

 

Esta asistencia, ha explicado, es la mayor y más rápida respuesta a una crisis en la historia de la institución. En este sentido, Malpass ha detallado que el compromiso del Banco Mundial es poner a disposición de los países en desarrollo 160.000 millones de dólares (143.380 millones de euros) en financiación en un periodo de 15 meses para encarar “los impactos económicos, sanitarios y sociales de la covid-19”. “Para volver al crecimiento, nuestro objetivo deben ser respuestas rápidas y flexibles para hacer frente a la emergencia de salud, proporcionar liquidez y cualquier otro apoyo para proteger a los pobres, mantener el sector privado y fortalecer la resiliencia económica y la recuperación”, ha agregado.

 

En la conferencia telefónica, Malpass ha explicado la importancia para los países con menos recursos de mantener el acceso a los mercados avanzados, a través de canales como el turismo o las exportaciones, por lo que la prolongada paralización económica tiene efectos especialmente negativos. Según cálculos de la institución, la economía global podría desplomarse cerca de un 5% este año y se espera que las remesas de migrantes hacia sus países caigan un 20% respecto a 2019 debido a los masivos despidos en países avanzados en industrias que dan empleo a un gran número de migrantes, como la restauración o construcción.

 

Las alarmas del Banco Mundial se suman a las que han venido lanzando distintos organismos en cuanto al impacto que la pandemia tendrá sobre las poblaciones más vulneradas y vulnerables. Así, la reducción de la cobertura sanitaria por la covid-19 provocaría la —6.000 cada día— en 118 países de ingresos bajos y medios, según un nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins. Un informe del Fondo de Población de la ONU advierte de que algunas medidas para combatir la covid-19, como el confinamiento y el cierre de clínicas por falta de material y personal, dejarán , lo que derivará en siete millones de embarazos no deseados en los próximos seis meses en 114 países de renta baja y media. Y el número de hambrientos agudos de personas debido a la rotura de las cadenas de suministro alimentario y otras medidas para evitar la propagación del virus, según el Programa Mundial de Alimentos.

 

Comentarios

Comentarios