De acuerdo con la diplomacia de Estados Unidos, es poco probable que próximamente se dé un nuevo encuentro entre el presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, antes de las elecciones presidenciales en Norteamérica que se llevarán a cabo en el mes de noviembre.

 

Steve Bieguen, subsecretario de Estado, señaló que, pese a las mínimas opciones de la cumbre, se mostró esperanzado por progresar en las negociaciones nucleares entre ambas naciones.

 

Además de la carrera electoral que tiene al republicano con el norte puesto en un segundo mandato, el tema de la pandemia del COVID-19 también limita en gran medida las posibilidades de uno y de otro para una eventual reunión.

 

Sin embargo, el diplomático indicó que Estados Unidos “continuará dejando abierta la puerta a la diplomacia”. Luego de un histórico encuentro hace dos años entre las partes, la tensión aumentó luego de que Pyongyang derribara una oficina vinculada a Corea del Sur.

Comentarios

Comentarios