El potencial ciclón tropical Nine toma fuerza esta mañana y avanza con posibilidades de convertirse en tormenta tropical hacia las Bahamas, donde aún sufren los estragos del paso del huracán Dorian y sigue el conteo de desaparecidos.

En su reporte de las 08:00 horas (12:00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (NCH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reportó que el ciclón se ubica a 380 kilómetros de las islas Ábaco, en el norte de Bahamas.

El fenómeno meteorológico, con vientos sostenidos de 45 kilómetros por hora, tiene altas posibilidades de convertirse en tormenta tropical para esta misma noche y llegar al archipiélago con lluvias torrenciales y vientos en el centro y noroeste, donde se extendería todo el sábado.

Los expertos del NCH, con sede en Miami, pronostican que no habría una marejada significativa, pero sí fuertes vientos y “chubascos” con entre 50 y 100 milímetros de lluvia, y luego para la tarde del sábado Nine se moverá hacia la costa oriental de Florida para continuar su avance en dirección norte y noreste.

El gobierno de Bahamas ha emitido un aviso de tormenta tropical para varias de sus islas, entre ellas Ábaco, Berry, Gran Bahama y New Providence, ante el potencial desarrollo del sistema en las próximas horas.

El aviso meteorológico tuvo lugar mientras las autoridades del archipiélago antillano continúan las labores de rescate y búsqueda de personas tras el paso de Dorian, que en su máxima categoría tocó tierra el pasado 1 de septiembre y devastó extensas áreas.

El huracán destruyó numerosas casas, barcos y vehículos, al tiempo que causó unos 50 muertos y aun mil 300 personas están desaparecidas, de acuerdo con las más recientes cifras dadas a conocer por las autoridades locales.

Comentarios

Comentarios