América convocó a su afición y ésta respondió. Las Águilas consiguieron que casi 35 mil de sus seguidores se hicieran presentes en el Estadio Azteca para ver un entrenamiento, a tres días de Navidad y a seis de la final de vuelta contra el Monterrey, una cifra que supera la asistencia de siete de los nueve partidos que disputaron como locales en la fase regular.

En los únicos dos partidos que América contó con una entrada mayor que la de su entrenamiento a puerta abierta, fue contra Pumas y ante Chivas. En el duelo ante los universitarios, entraron 38 mil personas y frente al Rebaño se registró una asistencia de casi 70 mil.

En el resto, la escuadra capitalina contó con un promedio de 25 mil aficionados, pese a que siempre se mantuvo en puestos de Liguilla y peleó por las primeras posiciones. El juego que registró menos afluencia de aficionados fue contra Pachuca y luego le siguió el del Puebla, ambos rozaron apenas una venta de 20 mil boletos.

Para el entrenamiento que celebró este lunes a puerta abierta, vinieron camiones de diversos estados de la República Mexicana, además se aprovechó para que los niños que están de vacaciones asistieran al estadio Azteca. El América se reencuentra con su afición, a unos días de pelear por el título del Apertura 2019.