Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, sentenció que no habrá impunidad en el caso del hijo de Napoleón Gómez Urrutia, senador y líder sindical de los mineros, al que se señala de supuestamente haber engañado al Servicio de Administración Tributaria (SAT) durante 11 años. 

“No hay impunidad, cero impunidad sea quien sea, ni hermanos del presidente, ni hijos del presidente tienen impunidad, el que cometa un delito es castigado, sea quien sea, cero corrupción. De modo que hay denuncia o por oficio se tiene que llevar a cabo la investigación”. 

En 2007 Alejandro Gómez Casso habría suplantado su propia identidad para obtener por parte del fisco la Firma Electrónica Avanzada (FIEL).

De acuerdo con una investigación realizada por el diario Reforma, el hijo del hoy senador envió en diciembre de ese año usó a una persona para hacerse pasar por él y así evitar ingresar a México, donde su padre era requerido por las autoridades.

Con información de Político.mx

Comentarios

Comentarios