Fotografía: Grupo México Publica

Guadalajara, Jalisco.

El Delegado de Programas Federales de Desarrollo en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, dio a conocer que estableció comunicación con los ejidatarios de “El Zapote” para escuchar su propuestas y sus exigencias luego de que ninguna autoridad ha mostrado la voluntad necesaria para resolver el conflicto que sostienen con los operadores del Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

En rueda de prensa, donde estuvo acompañado por los ejidatarios representantes de la comunidad afectada y los abogados que llevan el asunto, el funcionario federal dijo que han acordado retirar el plantón dentro de las instalaciones de la terminal aérea y que el mismo secretario de comunicaciones y transportes federal, Javier Jiménez Espriú, conozca los detalles del conflicto y pueda dar solución a los afectados, buscando el beneficio de ambas partes, dentro de lo que marca la ley.

Carlos Lomelí dijo que se trata de un conflicto que lleva muchos años, pero debido a la complicidad de malos funcionarios públicos la corrupción y la impunidad que tristemente, distinguía a las administraciones del pasado, es que no hubo voluntad de atender a los comuneros y ejidatarios, obedeciendo en su lugar a intereses particulares.

Agregó que es tiempo ya de que las cosas se lleven a cabo dentro de la legalidad y que se les haga justicia a la gente del pueblo, que no se trata de decir quién puede más o quién puede menos, sino de dar soluciones concretas y cumplir con la responsabilidad que tiene en este caso las autoridades federales.

Por su parte, el representante de los ejidatarios, Nicolás Vega Pedroza, recalcó que siempre han estado abiertos a dialogar y a tratar el tema con quien quiera intervenir para solucionarlo y que a diferencia de quienes los critican, ellos como campesinos y ejidatarios, no están nada contentos dentro de un plantón o haciendo una marcha, pero finalmente, se vieron obligados a hacerse escuchar de alguna manera.

Recordó que ya se tiene una base en cuanto al valor justo de las tierras que ocupa el aeropuerto dentro de su ejido, pero que esperarán un nuevo estudio que realicen las autoridades federales a fin de determinar, primero, el decreto de expropiación que hasta el momento, no existe y posteriormente definir el pago de indemnización al ejido el “Zapote” por la ocupación de sus tierras a causa de utilidad pública.

Comentarios

Comentarios