Diputados del PAN denunciaron ante la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) a al menos seis exdirectores del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey), como probables responsables del quebranto de esa instancia que se encarga de pagar las jubilaciones de los burócratas estatales.

Los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) también acusaron a los exsecretarios de Hacienda y Finanzas en las administraciones de los priistas Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello.

“Los causales son el desvío de recursos y abuso de autoridad, lo que llevó a la quiebra del Isstey”, aseguró la diputada Rosa Adriana Díaz Lizama, coordinadora de la bancada panista en el Congreso local.

Estos exservidores públicos serían responsables de desviar por lo menos unos dos mil millones de pesos que pertenecían a cuotas que les fueron descontadas a los trabajadores, pero que no llegaron a las arcas del Isstey en los gobierno de Ortega Pacheco y Zapata Bello.

Los acusados son: Víctor Manuel Sánchez Álvarez, Nerio José Torres Arcila, Zacil Leonor Moguel Manzur, Ulises Carrillo Cabrera, Milagros Castro Alcocer y Luisa Gabriela Cáceres Vergara, todos ellos en su momento, directores del Instituto.

También fueron denunciados, Juan Ricalde Ramírez, Alfredo Dájer Abimerhi, quienes fueron secretarios de Hacienda y de Administración y Finanzas (SAF), respectivamente, el primero durante el gobierno de Ivonne Ortega y el segundo durante el gobierno de Rolando Zapata Bello.

Otro denunciado fue Fernando Fernández Vargas, director de contabilidad gubernamental de la SAF y demás responsables, de acuerdo a un documento leído por el diputado Manuel Díaz Suárez a las puertas de las oficinas de la ASEY.

Díaz Lizama agregó que la denuncia se presentó porque todavía no se aprueban las cuentas del Isstey del 2018, debido al cúmulo de irregularidades encontradas y la ASEY tiene que determinar los delitos en los que incurrieron los exdirectores y exfuncionarios para llevar a la quiebra a esa dependencia.

También asistieron a presentar la denuncia los diputados Paulina Viana Gómez, Víctor Merari Sánchez Roca, Kathia Bolio Pinelo y Miguel Rodríguez Baqueiro, todos ellos integrantes de la bancada panista.

El Isstey se encarga de pagar la jubilación de poco más de dos mil extrabajadores del gobierno del estado, cuya pensión promedio es de 16 mil pesos al mes.

Se espera que para el 2021, el número de pensionados supere los tres mil y el hueco hecho a las finanzas del Issstey por el desvío de las cuotas que les descuentan a los trabajadores, haría imposible cubrir el monto económico que demandan esas jubilaciones.

El gobierno de Mauricio Vila Dosal advirtió que para el 2023, el Isstey ya no tendría la capacidad económica para hacer frente a sus compromisos, por lo que será necesario hacer ajustes y cambios operativos para evitar que el Isstey colapse.

Comentarios

Comentarios