El objetivo es compartir un diagnóstico de lo que hemos encontrado en diciembre del año pasado, lo que planteamos desde esta nueva administración y los avances del Programa Nacional de Reconstrucción.

Cuando nosotros llegamos, el diagnóstico que recibimos al llegar fue de 186 mil 526 viviendas afectadas, 19 mil 198 escuelas con afectaciones, 297 centros de salud y hospitales dañados y dos mil 340 edificios históricos afectados. Todos estos inmuebles dañados se registraron en más de 700 municipios con declaratoria de desastre. Los principales resultados fueron:

Uno. El avance fue de 21 por ciento en las viviendas reconstruidas, en lugar del 29 por ciento, como se señaló por la administración pasada. Dos. En entidades como Guerrero y Morelos fue donde encontramos un mayor número de viviendas reconstruidas.

Tres. La mayoría de las familias hicieron uso de sus propios recursos. Cuatro. En entidades como Chiapas, Morelos y Guerrero, la mayoría de las familias afectadas recibieron incompletos sus apoyos. Cinco. Hubo casos, como en Chiapas, en donde una de cada tres familias jamás recibió los recursos para la reconstrucción.

Comentarios

Comentarios