Fotografía: El Sol de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se podría dar un encuentro con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, y otros jefes de Estado, si bien este año no acudirá a la cumbre del G-20, principal espacio de deliberación política y económica del mundo.

“Vamos a procurar estas reuniones bilaterales, estos encuentros con Trump y otros jefes de Estado”, dijo el mandatario federal en conferencia de prensa, donde expuso que en esta etapa inicial de su gobierno probablemente no viaje al extranjero, sino solo a encuentros bilaterales que se puedan presentar.

“Seguramente tener este encuentro más adelante, queremos evaluar el resultado del acuerdo, eso podríamos hacerlo de manera conjunta… Desde luego que sí podría darse este encuentro… Siempre vamos a tener buenas relaciones con todos los gobiernos y pueblos del mundo y en especial con el gobierno de Estados Unidos, el presidente Donald Trump y estrechar nuestros lazos de amistad con el pueblo estadounidense”, expresó.

Por ello, incluso, consideró que la reunión podría realizarse en septiembre próximo, cuando se cumple el plazo de tres meses que se fijó en el acuerdo alcanzado con la Unión Americana, para avaluar la primera etapa del convenio, “si nos gustaría tener este encuentro, pero yo no fijo la agenda del presidente de Estados Unidos”.

Al preguntarle sobre dónde se podría realizar el encuentro entre ambos mandatarios respondió: “Yo podría ir o invitarlo a que venga. Es un asunto de delicadeza, de diplomacia, no es imponer condiciones, cada quien tiene se agenda, sus tiempos y en un buen ambiente de amistad se puede llegar a un acuerdo de este encuentro”. Agregó que su gobierno está en la mejor disposición de conversar con el mandatario estadounidense ya sea en Washington o en la Ciudad de México, aunque “eso es asunto de los diplomáticos, se lo encargo a Marcelo que vea si se puede dar el encuentro, pero no podemos rehuir, sería irrespetuoso”.

López Obrador refirió que ha notado que hay un trato respetuoso hacía él de parte de su homólogo y del gobierno estadounidense, “quiero que haya respeto mutuo y he notado que la mayoría de los mexicanos quieren que mantengamos una relación de amistad con el gobierno y pueblo de Estados Unidos”.

En este marco, López Obrador también agradeció las expresiones del presidente estadounidense y del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quienes ayer elogiaron las políticas que se llevan a cabo en México, particularmente en el tema migratorio.

Sobre su decisión de no acudir a la reunión del G-20 en Japón este mes, el mandatario federal indicó que determinó no ir “porque estamos consolidando todo el plan de desarrollo”, además de que tiene el compromiso de informar a los mexicanos el próximo 1 de julio en el Zócalo capitalino, con motivo del primer aniversario de su triunfo en las elecciones presidenciales.

En ese sentido recordó que siempre ha sostenido que la mejor política exterior es la interior, pues “si estamos bien adentro vamos a estar bien en el concierto de naciones, si tenemos bienestar, vamos a tener el reconocimiento de los pueblos, por eso en esta etapa inicial es probable que no vayamos al extranjero”.

Respecto al momento de crisis que se vivió con Estados Unidos por el tema migratorio y la amenaza de imponer aranceles a productos mexicanos, reconoció que pese a lo complejo de la relación con el vecino país del norte ha habido voluntad de Trump para alcanzar acuerdos, aunque sí se contempló un “Plan B”.

“También teníamos pensado responder de esa manera, pero se dejó para después, como una segunda opción, como un ‘Plan B’, siempre buscamos el diálogo para llegar al acuerdo y fue lo mejor. Siempre es lo deseable y lo posible como en cualquier negociación, creo que fue bueno el acuerdo, y así lo ve la gente”, dijo el presidente López Obrador.

Aseveró que no tiene ningún problema de conciencia sobre el acuerdo alcanzado, pues sabe cuáles son los límites para mantener a México como un país libre y soberano, “lo tengo muy claro, pero no se puede solo gobernar con el discurso, con la carga que todos traemos de nuestras ideologías, tenemos que gobernar al país entendiendo las realidades… Hay que actuar con juicio práctico”, argumentó.

En torno a su encuentro con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en Chiapas, refirió que ayer se inauguró un método nuevo para enfrentar el fenómeno migratorio, “es una luz que se enciende desde México para valorar en todo el mundo, porque este tema siempre era tratado con medidas coercitivas, ahora vamos a atender las causa, al origen del problema”.

Con información de Notimex

Comentarios

Comentarios