Como parte de un acuerdo de dos años firmado a fines de mayo entre Estados Unidos y Guatemala, serán enviados hasta 89 agentes de migración estadounidenses a suelo guatemalteco, con el fin de incrementar la seguridad fronteriza y reducir los flujos migratorios.

El acuerdo firmado el 27 de mayo en Ciudad de Guatemala entre el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) y el ministerio de Gobernación del país centroamericano, pretende contrarrestar la trata y tráfico ilícito de personas, el tráfico de drogas y el comercio ilegal de armas.

En la primera fase serán desplegados hasta 49 efectivos de aduanas y protección fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y de migración (ICE, por sus siglas en inglés). 

La segunda fase que se completará en agosto, incrementará hasta a 89 agentes de migración.

Comentarios

Comentarios