El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que se encuentra muy bien de salud pese a haber sufrido un infarto y descartó que vaya a buscar la reelección por cuestión de principios.

“Estoy comprometido con esta causa (ser presidente de México); mi preocupación es el tiempo, ya que no me voy a reelegir por ideales (…) Yo no terminaré a finales de noviembre, mi mandato será hasta septiembre”, apuntó.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, explicó que le “interesa mucho el que puedan salvarse vidas de quienes padecen infartos”.

Reconoció que busca preparar a los hospitales del país en dicho tema, pues de 17 hospitales que ha visitado, solo en dos hay equipo y medicinas para atender a las personas con padecimientos cardiovascular.

El mandatario indicó que puede entregar el resultado de sus análisis médicos, toda vez que “estoy muy bien, al 100”.

Comentarios

Comentarios