Para las acciones de reconstrucción de la infraestructura afectada por los sismos de 2017 no habrá ninguna limitante presupuestal y se destinará todo lo que se requiera para lograr su conclusión a finales del próximo año, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reiterar que se dará respuesta a la demanda de atención a los damnificados por los movimientos telúricos de septiembre de 2017, indicó que a finales de este año se tendría un avance de 40 por ciento en este programa y terminarlo en 2020 en todas sus vertientes: vivienda, educación, salud, infraestructura y espacios históricos.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el Ejecutivo federal recordó el compromiso de su administración de continuar trabajando e incorporar a quienes no fueron incluidos en estos apoyos.

Comentarios

Comentarios