El diputado Mario Delgado Carrillo calificó como “un gran éxito” el acuerdo alcanzado este viernes entre los gobiernos de México y Estados Unidos para frenar la intención de gravar con cinco por ciento de aranceles los productos mexicanos a partir del lunes.

Además el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados reiteró que está en pie el mitin de este sábado en Tijuana, Baja California, en favor de la unidad y dignidad nacional, a donde asistirán unos 150 legisladores federales de Morena y de otras bancadas.

Adelantó que el tono y el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador será el que estaba previsto, que es de subrayar la necesidad de diálogo entre gobiernos, reiterar la amistad con el pueblo de Estados Unidos y destacar que ninguna política “basada en el chantaje es buena para nuestros pueblos”.

En entrevista, dijo que la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de enviar una delegación de funcionarios, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, fue determinante para este acuerdo, sobre todo cuando las negociaciones eran impredecibles por la actitud del presidente Donald Trump.

“Es un acuerdo muy relevante porque se evitan daños inminentes a la economía mexicana y también daños colaterales a la economía de Estados Unidos”, apuntó el también coordinador parlamentario de Morena.

Consideró que con este acuerdo se mantiene una relación de cooperación y entendimiento entre ambos gobiernos, al destacar que “la política de diálogo y de no descalificaciones del presidente López Obrador dio resultados”.

Al preguntarle si en este acuerdo no estaría México cediendo en muchos temas sobre control migratorio en la frontera sur, Mario Delgado expuso que “era inevitable tomar una serie de políticas diferentes en la materia ante los altos flujos de migrantes que están entrando por nuestro país”.

Comentó que habrá qué revisar los alcances del acuerdo logrado, pero lo que es cierto es seguir las causas que generan la expulsión de cientos de miles de centroamericanos y buscar una responsabilidad compartida entre México, Estados Unidos y los países de Centroamérica.

Comentarios

Comentarios