El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que sí ha polarizado a la nación porque “estoy en contra de los corruptos y de la simulación”, luego de los señalamientos del ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, en ese sentido.

En rueda de prensa en Palacio Nacional, aclaró que su lucha es contra la desigualdad y el respeto a los derechos humanos.

Precisó que en una sociedad libre, democrática, siempre habrá diferencias y que, en el caso de México hubo cambios importantes y hay quienes no quieren entender de que ya es otra realidad “y no se resignan y tampoco se actualizan”.

Entonces, “se aferran, cuando la realidad es otra. Mi recomendación respetuosa es que entiendan que es otra realidad (en México). Ya no es el tiempo en que se pensaba que el pueblo no contaba o no existía”.

O bien, que las decisiones las tomaba una élite, “eso ya cambió. Ya pueden escribir la columna que sea y la gente tiene una forma de pensar distinta. Hubo un cambio de mentalidad”.

En tal sentido, propuso “tocarles la puerta” o enviarles un correo electrónico a quienes se resisten al cambio y, con todo respeto, decirles que ya cambió la realidad en México. “Te aviso, con todo respeto, que ya cambió la realidad. Ya no hay corrupción ni impunidad tolerada”.

Aclaró que el influyentísimo, la fama o los grados no interesan. “Como, por ejemplo, los científicos, los intelectuales que no tienen razón y sí, a lo mejor, no siquiera son científicos – con todo respeto-. Son administradores de instituciones dedicadas al fomento de la ciencia y de la tecnología”.

Sobre la queja que presentó el Partido Acción Nacional (PAN) en contra del Ejecutivo federal por presunta violación a la veda electoral, durante un evento celebrado en Dos Bocas, Tabasco, con el inicio de la construcción de la refinería, aclaró que ese partido “tiene todo su derecho (de impugnar), hay libertad”.

Cuestionado sobre las afirmaciones del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Saldívar Leo de Larrea, en el sentido de que en el estado de Jalisco pudiera haber una intervención del crimen organizado, confió en que el ministro resuelva ese problema, e indicó que “se trabaja de manera conjunta, desde luego respetando la autonomía de cada Poder”.

“Hay cooperación, colaboración entre Poderes y (…) le tengo mucha confianza al presidente de la Corte, siento que, como todas las instituciones, hay elementos buenos, elementos malos, con el apogeo de la corrupción de los gobiernos pasados se afectaron algunas instituciones, pero yo diría que no todas o no todo el cuerpo de la institución”, añadió.

Por otra parte, respecto a si ya decidió que cambiará su residencia a Palacio Nacional, comentó que ello es algo que sigue analizando. “No sé todavía, pero en eso andamos, andamos resolviendo”.

“La verdad que sigo viajando a la casa de ustedes, que además ya se sabe, porque es de dominio público dónde vivo, y está el departamento que quedó desde el gobierno del presidente (Felipe) Calderón… Tengo esas dos opciones, a lo mejor combino, desde luego esto no sólo depende de mí, como ustedes comprenderán es un asunto de familia”, enfatizó.

Sobre la decisión de las autoridades de la Ciudad de México para que las y los niños acudan a la escuela con falda o pantalón, sin importar su género, prefirió opinar, “yo no voy a manifestarme en esta decisión que tomaron en el gobierno de la Ciudad de México”.

Consideró que se trata de “temas muy polémicos y quiero ser respetuoso en este tema, quiero respetar a quienes piensan que está bien y también a quienes piensan que está mal. No voy a pronunciarme sobre este asunto”, dijo.

Comentarios

Comentarios