El Gobierno de México ha dado a conocer los avances en la investigación de la caída del helicóptero en el que murieron la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el exgobernador Rafael Moreno Valle, el 24 de diciembre de 2018.

A través de un comunicado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes señaló que el helicóptero siniestrado funcionaba bien y no presentaba fallas al momento de su caída. Sin embargo, la Dirección General de Aeronáutica Civil continuará realizando la investigación para presentar el informe final.

Estos son los avances que se tienen desde la última información presentada, de acuerdo con la secretaría:

La inspección a los 2 motores Pratt & Whitney PW207C, señala que los daños y rastros que presentan denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto. Los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior, resultaron dañados por el impacto y el fuego, por lo que no se pudo obtener datos de éstos.
La inspección de los componentes involucrados en los controles de la aeronave, como son rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90°, indica que estos componentes no presentan evidencias de falla previa al impacto.
Del análisis de 2 de las 4 luces del master warning y master caution, se identificó que éstas estuvieron encendidas antes del impacto, pero aún no se determina en qué momento del vuelo se iluminaron.
Se efectuó una inspección por medio de Tomografía Computarizada a los 5 actuadores lineales en Chicago, Illinois, USA, de esta inspección no se detectaron daños internos.
Se realizó el escaneo por medio de tomografía computarizada de los 3 actuadores hidráulicos en Cascina Costa, Italia, de esta inspección no se detectaron daños internos importantes ni residuos metálicos, las fracturas y deformaciones identificadas se consideran compatibles con los daños ocasionados por el impacto.

Comentarios

Comentarios