Claudia Mijangos, apodada por la prensa como “La Hiena de Querétaro”, fue puesta en libertad el día de ayer después de haber cumplido una sentencia de 30 años por el asesinato de sus tres hijos en 1989.

Los hechos por los que la mujer fue privada de su libertad, ocurrieron el 24 de abril de 1989, en una casa localizada en el número 408 de la calle Hacienda de Vegil, en la colonia Jardines Hacienda, en Querétaro.

Allí, después de mantener una fuerte discusión con su esposo, Claudia decidió matar a puñaladas a sus tres hijos: Alfredo, de 6 años; Ana Belén, de 9 y Claudia María de 11 años.

Tras el crimen, las teorías sobre la razón de la matanza a sangre fría fueron múltiples, entre ellas sobresale la que indica que la mujer se había enamorado de un sacerdote de la iglesia en donde daba clases de catecismo. A quien en sus primeras declaraciones acusó de haberla manipulado y de ordenarle que cometiera los asesinatos.

También se mencionó que la mujer decía que unas voces en su cabeza la habían obligado a matar a sus hijos; que no recordaba lo ocurrido y que ella hablaba de los menores como si aún estuvieran vivos.

Sin embargo, después de ser detenida, ella confesó haber llevado a cabo el acto para privar de la vida a sus hijos, por lo que posteriormente se le realizaron estudios clínicos en los que se determinó que Claudia padece de epilepsia del lóbulo temporal y esquizofrenia.

La mujer ingresó en un principio al penal de San José el Alto, en Querétaro, pero luego del diagnóstico psicológico fue trasladada al penal de Tepepan en la Ciudad de México.

Claudia Mijangos nació en 1956 en Mazatlán, Sinaloa, estudió comercio y fue nombrada reina de belleza de dicha entidad. Se casó con Alfredo Castaños, con quien, luego de que sus papás murieran, se mudó a Querétaro y abrió una tienda de ropa.

“La Hiena de Querétaro” era católica por lo que daba clases de catecismo en una iglesia del estado en el que residía, en donde se dice, se enamoró de un padre.

A sus 62 años, Claudia terminó la condena que pagaba por haber asesinado a sangre fría a sus 3 hijos.

Comentarios

Comentarios