Oficialmente comento La Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute que las abejas son los animales más importantes del planeta, considerando como el único ser vivo que no transporta ningún tipo de patógeno,en el cual se evita la propagación de epidemias, causadas por hongos, virus o bacterias en humanos.

Tambien otros estudios, como los del Centro de Emprendimiento de Apicultura, de la Universidad Mayor, y la Corporación de Apicultura de Chile, demostraron que alrededor del 70% de la agricultura mundial fue logrado por las abejas, que ayudan con la polinización y reproducción de las plantas, lo cual esto equivale al 35% de la producción de alimentos.

Esto da a entender que los seres humanos dependen de ellas para alimentarse, razón por la cual se tiene que considerar protegerlas.

Investigadores comentaron que el 70% de los alimentos que se consumen diariamente es debido por las abejas, y por lo tanto es muy util para la permanencia de los humanos en el planeta.

Sin embargo, a pesar de esta información las abejas desaparecen de forma dramática como evidencia su inclusión en el Libro Rojo de Especies Amenazadas.

Se establece que un 90% de las abejas en el mundo han desaparecido por el uso de pesticidas y la deforestación.

Estudios del Instituto Federal de Tecnología de Suiza, opinan que una de sus desapariciones podría ser por las microondas emitidas por los teléfonos celulares, que las desorientan y conducen a la muerte.

Algunas de las organizaciones ambientalistas como Greenpeace aseguran que los humanos pueden proteger y restaurar el número de abejas en el planeta, unos ejemplos que podemos hacer es: evitar pisarlas al verlas en el suelo, no usar pesticidas, proteger el hábitat natural, fomentar la agricultura ecológica y promover los jardines floridos.

La protección de las abejas surgió por la investigación llamada “Lista Roja de Abejas”, realizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y el Proyecto Estado y Tendencia de Polinizadores en Europa (STEP).

Los resultados de mil 965 especies de abejas salvajes en Europa son muy drasticas: 9.2% de las abejas salvajes está amenazada de extinción, y en el futuro esa amenaza crecerá 5.2%.

Las abejas son responsables de la polinización de alrededor del 70% de las especies de plantas a nivel mundial y su gran ayuda en la producción agrícola se estima en 35% en términos de volumen de cosecha.

Frutas, vegetales y frutos secos, requiere de polinización a través de insectos para obtener un producto ecológicamente sostenible y de calidad.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza da a entender que la mayor amenaza para las abejas es la pérdida de su hábitat

La pérdida de su hábitat es una de las mayores amenazas para su supervivencia. El problema de estos cambios es mayormente la agricultura intensiva y los cambios en la producción agrícola, como la concentración en la producción de forraje y el uso extendido de insecticidas y fertilizantes.

Importantes factores de riesgo dichos en el informe dicen sobre el cambio climático, la expansión urbana y los incendios.

La organización considera que para detener esto deben implementarse cambios en las prácticas agrícolas y proteger a las abejas en peligro de extinción.

Comentarios

Comentarios