Información, diálogo y nada de represión, es lo que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador a los maestros del país que están en contra de la reforma educativa impulsada por su gobierno y que se analiza en el Congreso de la Unión.

“Ofrecemos, si hace falta, más información. Diálogo, mano abierta y franca y no puño cerrado, nada de represión, esa es también una diferencia sustancial (con otros gobiernos). Diálogo, acuerdo, el tiempo que sea necesario”, expresó en su conferencia de prensa.

El mandatario federal dejó claro que quiere tener una comunicación directa con el magisterio, más que con los dirigentes, con los trabajadores, “no quiero una relación corporativa sino un directa, democrática”, ya que en muchos casos los líderes no actúan bajo principios democráticos, no toman en cuenta el sentir de los agremiados.

Tras aseverar que las reformas estructurales sirvieron como marco para construir la privatización de la educación y la denostación de

los maestros, dijo que se acabará con eso con la propuesta que su gobierno envió al Congreso, además de que la SEP informará a los maestros qué significa la nueva reforma educativa.

Con información de Notimex

Comentarios

Comentarios