El ídolo deportivo y entrenador Diego Maradona prometió este martes poner el corazón y dejar la vida para rescatar a Gimnasia y Esgrima La Plata del fondo de la tabla de la Superliga, en su retorno al fútbol argentino.

“Hay que ganar, ganar y ganar. Respeto a todos, pero yo cuando me meto en una cosa, soy muy tozudo y cabezón”, dijo en una entrevista con el canal Fox Sports, en diálogo con Oscar Ruggeri, excompañero de equipo en la albiceleste campeona del Mundial de México-1986. 

A los 58 años, el excapitán emblemático de la Selección se comprometió a que sus jugadores “ahora sí van a correr, pero no sólo velocidad o 5.000 metros. Con una pelota”.

Buenos Aires, Argentina | AFP | martes 10/09/2019 – 16:24 UTC-5 | 451 palabras

El ídolo deportivo y entrenador Diego Maradona prometió este martes poner el corazón y dejar la vida para rescatar a Gimnasia y Esgrima La Plata del fondo de la tabla de la Superliga, en su retorno al fútbol argentino.

“Hay que ganar, ganar y ganar. Respeto a todos, pero yo cuando me meto en una cosa, soy muy tozudo y cabezón”, dijo en una entrevista con el canal Fox Sports, en diálogo con Oscar Ruggeri, excompañero de equipo en la albiceleste campeona del Mundial de México-1986. 

A los 58 años, el excapitán emblemático de la Selección se comprometió a que sus jugadores “ahora sí van a correr, pero no sólo velocidad o 5.000 metros. Con una pelota”.

“Voy a dejar la vida. Tenemos que aprovechar ahora y acelerar a fondo a Gimnasia. Porque vos no sabes qué lindo es este club”, afirmó el hombre recibido el domingo por una multitud enfervorizada en un entrenamiento abierto en el estadio “tripero” del bosque de La Plata, a 60 km al sur de Buenos Aires.

A 24 años de haber dirigido por última vez en un club de su país, a Racing Club, y a nueve de alejarse de la dirección técnica de la Selección, dijo que “le vamos a meter todo el corazón” para que Gimnasia espante el fantasma del descenso.

El ‘Lobo’ platense acumula cuatro derrotas y un empate en cinco fechas del torneo de primera, con un pésimo promedio que lo tiene al borde del descenso.

Como no puede con su genio, el Diez contó anécdotas desopilantes y lanzó irónicos comentarios en 90 minutos de entrevista. Consultado sobre refuerzos, bromeó: “Quería traer a Usain Bolt (exmulticampeón olímpico de atletismo y luego futbolista), pero no me lo venden”.

Otro tema que le plantearon fue el de la futura instalación del Video Arbitraje (VAR) en el torneo local y advirtió, medio en broma y medio en serio, que no va aceptar sin chistar que perjudiquen a su equipo. “Noooo… se arma un quilombo (lío)”, amenazó y sonó creíble por su conocida historia de protestas ante lo que considera injusticias.

Comentarios

Comentarios