Pese a todos los problemas que ha sufrido el delantero chileno Nicolás Castillo desde que está en América, el técnico Miguel Herrera afirmó que mantiene la confianza en ese jugador y cuando esté listo lo tomará en cuenta.

Castillo fue operado la víspera por una rotura de tendón recto femoral y se le detectó un coágulo que le fue intervenido, por lo que su tiempo fuera de las canchas es de dos a tres meses.

“Sigo con confianza en Nico, aunque a la gente le moleste. Cuando estaba sano, arrancó muy bien el torneo pasado, después viene una lesión en la fecha tres, hizo goles, y después viene una situación de mala suerte, una fractura por un choque a lo que están expuestos, después viene una lesión que prende los focos”, detalló.

El estratega indicó que son conscientes que es un jugador que podía lesionarse, “va al quirófano y viene esta situación fuera del contexto de todos, afortunadamente dentro de lo malo se le detecta y atienden a tiempo”.

Sobre si se le salvó la vida, el “Piojo” dijo desconocer si realmente se dio de esa forma, sin embargo, se mostró contento porque se le detectó a tiempo para evitar una situación mayor.

“No sé, la cirujana lo regreso al quirófano, eso oímos, pero sinceramente solo la cirujana cardiovascular y los doctores los saben, sabemos que estuvo feo, en una situación difícil”, estableció.

En conferencia de prensa en las instalaciones de Coapa, explicó que no tienen contemplado buscar a otro delantero, ya que fue una situación que se presentó de improviso.

Miguel Herrera destacó que será hasta que regrese a la actividad cuando se den cuenta si necesitarán trabajar en aspecto lo psicológico con el jugador.

“Nos daremos cuenta hasta verlo en cancha, cuando los doctores lo den de alta, era una operación para dos mes y medio, ahora, dijeron que las recuperaciones irán de la mano, entonces eso lo irá mostrando el muchacho. Lo primero que queremos es que salga bien, que después inicie su planeación de recuperación”, sentenció.

Comentarios

Comentarios