Mucho se habla de los Millennials. Este segmento de la población,  inmerso en el mundo digital, interconectado y que valora los intereses tanto personales como profesionales desde otra perspectiva, reacciona diferente a la hora de viajar.

Se dice que los millennial buscan aventuras únicas en sus viajes, que la experiencia sobresalga a el lujo; quieren el valor local del lugar donde visitan. Pero, ¿qué tiene esto de cierto?

La compañía de viajes Contiki, que atiende únicamente a millennials, dio a conocer los resultados de una encuesta aplicada a mil 500 personas de 18 a 35 años de edad, donde los resultados podrían definir un poco más el pensamiento de esta generación en el sector de viajes. Entre los resultados se pudo confirmar que los millennials son una generación que viaja bastante, el 83% de los encuestados aseguró viajar de 1 a 5 veces al año.

Lo más sorprendente de esta encuesta fueron los resultados derivados de lo que un millennial estaría dispuesto a renunciar con tal de seguir viajando: por encima de todas las opciones, el grupo de encuestados dijo que renunciaría a Netflix, seguido del café, el alcohol, los carbohidratos y, aunque sonara impactante, el 57% de los encuestados también sacrificaría el sexo para continuar viajando.

Las compañías de viajes, así como las grandes cadenas hoteleras, se han adaptado a este especial grupo de personas que van más allá de la experiencia de un simple viaje. Algunos de ellos han logrado reconocer que los millennials buscan reforzar el compromiso con el medio ambiente, siendo más empíricos con los hospedajes que ofrezcan este cuidado.

Entre más pasa el tiempo se descubren más detalles en los gustos de esta generación, cuya evolución seguro traerá nuevas opciones para ellos en el ámbito de los viajes, debido a la diferente manera de consumir.

Comentarios

Comentarios