Ciudad de México, México.

El actor Cameron Boyce, quien alcanzó la fama con su papel de “Luke Ross” en la serie de televisión “Jessie”, falleció la madrugada de este domingo a los 20 años en su casa de Los Ángeles, California.

El también bailarín murió a consecuencia de un ataque relacionado con la enfermedad que padecía y por la que recibía tratamiento, informó el portal de noticias ABC News.

La familia del protagonista de la película Los descendientes (2015), dirigida por Kenny Ortega, emitió un comunicado en el que detalló que Boyce sufrió una convulsión durante la madrugada.

“Informamos de que perdimos a Cameron. Falleció mientras dormía debido a una convulsión, resultado de una afección médica en curso por la que estaba siendo tratado. Sin duda, el mundo ahora está sin una de sus luces más brillantes, pero su espíritu vivirá a través de la bondad y la compasión. De todos los que lo conocieron y lo amaron”, señala el documento.

Boyce debutó a los nueve años en la película Reflejos (2008) dirigida por Alexandre Aja, un “remake” de la cinta sudcoreana Geoul Sokeuro(2003).

Junto a Adam Sandler y Salma Hayek, protagonizó a los 11 años la película de comedia Son como niños (2010) y Son como niños 2 (2013) dirigida por Dennis Dungan, pero fue con sus papeles en la serie Jessie y en Los descendientes que alcanzó mayor fama.

Asimismo, Cameron Boyce apareció en la película Eagle Eye (2008) y prestó su voz para el personaje de “Jake” en la serie Jake y los piratas del país de Nunca Jamás, en su versión original.

La última fotografía de Boyce en sus redes sociales aparece de perfil con un pañuelo amarrado en la frente. Los seguidores del actor utilizan esta imagen para dejar sus comentarios de pésame.

Comentarios

Comentarios