Ciudad de México, México.

Tras nueve años de servicio, 28 oficiales caninos de la Policía Federal recibieron su distintivo de retiro por el apoyo en servicios de seguridad y vigilancia en aeropuertos, carreteras e instalaciones estratégicas, así como en la búsqueda y rescate de víctimas en emergencias.

En la cuarta ceremonia de jubilación, los ejemplares pertenecientes a la Unidad Canina de la División de Fuerzas Federales fueron despedidos con el aplauso que les brindó el personal de la Policía Federal e integrantes de la Federación Canófila Mexicana que asistieron a acto.

En el estadio del Centro de Mando de la Policía Federal, en Iztapalapa, cada uno de los oficiales caninos recibió una moña que les fue colocada en el costado por sus respectivos manejadores, quienes les retiraron la pechera y con ello dejan de formar parte de la corporación para integrarse en adopción a una familia y concluir sus vidas en un hogar.

El titular de la División de Fuerzas Federales, Raúl Ávila Ibarra, agradeció el respaldo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para dar continuidad a este programa.

Recordó que la Policía Federal es la primera institución que modificó la normatividad que obligaba al sacrifico forzoso para los ejemplares que completaban su vida operativa y precisó que con estos 28 caninos en retiro, suman 71 ejemplares que han sido adoptados por una familia.

“Los 28 oficiales caninos que hoy se retiran del servicio activo han servido fielmente a la institución, pero no solo han sido oficiales de policía, también han sido amigos y compañeros, han permitido combatir con éxito al crimen organizado y han permitido a la institución fortalecer su labor de proteger y servir a la comunidad”, expresó.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, los canes jubilados serán entregados a familias que les brinden compañía, cuidados y tranquilidad, las cuales fueron elegidas luego de un riguroso análisis para garantizar que cuentan con un hogar apropiado.

Actualmente, la Unidad Canina de la División de Fuerzas Federales cuenta con 136 oficiales caninos, que junto a la guía de su manejador, han destacado en la detección de narcóticos, armas y papel moneda, además de participar en forma activa en el rescate de personas en situaciones de emergencia.

El pasado 24 de junio, la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) llevó a cabo la ceremonia de despedida a Frida, la perrita Labrador color dorado que rescató varias vidas durante los sismos en la Ciudad de México en septiembre de 2017.

Comentarios

Comentarios