Elementos de la Policía Federal negaron que exista corrupción y que los dirigentes de sus protestas sean personas ajenas a la dependencia, como señaló esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los policías también negaron que exista “mano negra” en estas manifestaciones, que son motivadas por supuestas irregularidades de su cambio a la Guardia Nacional, e informaron que esperarán a la conferencia del titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, para fijar su postura.

Desde ayer, elementos de Policías Federal protestan por su cambio a la Guardia Nacional en el Centro de Mando en Iztapalapa, donde se han expresado su inconformidad por la violación de sus derechos laborales.

Los elementos además mantienen tomadas las instalaciones de dicho Centro de Mando y continúan manifestándose en diferentes puntos de la Ciudad de México.

Esta mañana, el presidente López Obrador sostuvo que hay “mano negra” en este movimiento pues quienes dirigen las manifestaciones no trabajan en la Policía Federal, pertenecen a organizaciones de otro tipo.

El mandatario federal también dijo que “no hay mal que por bien no venga”, toda vez que ya se había dicho que la corporación estaba echada a perder.

Comentarios

Comentarios