Más del 70 por ciento de la población en México ha estado en contacto con la bacteria Helicobacter pylori, un microorganismo causante de úlcera péptica y cáncer de estómago, señaló el especialista en gastroenterología Genaro Vázquez Elizondo.

El también expresidente de la Sociedad de Gastroenterología de Nuevo León refirió que aunque se desconoce a ciencia cierta la manera en que se contrae la infección, se sabe que la bacteria puede ingresar al cuerpo a través de los malos hábitos higiénico dietéticos.

Agregó que la infección por Helicobacter pylori es la causa más frecuente de gastritis y úlcera péptica en todo el mundo. En ocasiones puede manifestar síntomas como dolor en la parte superior del abdomen, inflamación y llenado rápido, mientras que en otras mantener una evolución lenta que ni siquiera se detecte.

“Un porcentaje de pacientes va a desarrollar gastritis o va a resolver una infección y otro porcentaje va a generar úlceras. Después de una serie de pasos está la presencia de cáncer gástrico, cuando hay una exposición crónica a la bacteria”, dijo el médico durante la presentación de un nuevo medicamento que coadyuva en el tratamiento de la enfermedad.

Al respecto, indicó que los adultos de entre 35 y 50 años de edad son quienes manifiestan de manera más frecuente síntomas y complicaciones.

Vázquez Elizondo estimó que en el país siete de cada 10 personas ha tenido contacto con la bacteria ya sea que tenga la infección activa o que tenga inmunidad contra la misma. “Es importante no ignorar los síntomas ya que erradicar la bacteria a tiempo podría evitar complicaciones”.

Destacó que se tiene conocimiento de que hay una relación entre dicha bacteria y los niveles socioeconómicos medio y bajo, debido a que la mayoría de las complicaciones aparecen en ese extracto de la población.

Para evitar la infección por Helicobacter Pylori, recomendó lavar las manos de manera frecuente, consumir alimentos de origen conocido y acudir al médico cuando padecimientos como gastritis no se resuelvan con medicamentos prescritos o ajustes en la alimentación.