Dos funcionarios del gobierno de Namibia, en el suroeste africano, dimitieron a su cargo por corrupción y lavado de dinero a días de las elecciones presidenciales.

Bernhard Esau, Ministro de Pesca y Recursos Marinos, y Sacky Shanghala, de Justicia, presuntamente recibieron sobornos a cambio de accesos preferenciales otorgados a la pesquera Samherji, una de las más grandes de Islandia.

El escándalo fue difundido luego de que WikiLeaks filtró documentos corporativos a Al Jazeera, el canal de televisión islandes RUV y a la revista Stundin, donde se evidencia que la pesquera pagó diez millones de dólares en sobornos a empresas de los ministros para asegurar su presencia en Namibia.

WikiLeaks liberó el martes la base de datos “Fishrot”, con más de 30 mil documentos que contienen correos electrónicos internos, memorandos, presentaciones ejecutivas y medios proporcionados por Johannes Stefansson, ex empleado de la pesquera.

Los ministros lograron un acuerdo de pesca bilateral con Angola para proporcionar al corporativo un mayor acceso pesquero a las aguas de Namibia.

Thorsteinn Mar Baldvinsson, CEO de la empresa, informó que contrataron un bufete de abogados internacionales debido a las acusaciones contra su personal emitidas por el testigo Stefansson.

Ante las renuncias de Esau y Shanghala, el presidente de Namibia, Hage Geingob, agradeció su labor patriótica con su gobierno pero reconoció que las denuncias eran graves. Por su parte, los implicados han negado las acusaciones.

El 27 de noviembre Namibia realizará elecciones presidenciales. Geingob buscará renovar su control de 29 años. De acuerdo al catedrático y analista político, Ndumba Kamwayah, el partido Organización Popular de África del Sudoeste (SWAPO), al que pertenece Geingob, tiene altas probabilidades de resultar victorioso.

Sin embargo, en entrevista con Xhinhua, el analista dijo que el mandatario por primera vez enfrenta un desafío interno en su partido, encabezado por Panduleni Itula, que participará como independiente, y McHenry Venaani, del Movimiento Democrático Popular (PDM).

Comentarios

Comentarios