El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, confirmó que el derribo de un dron de vigilancia de la Armada de Estados Unidos ocurrió dentro del espacio aéreo iraní.

“Tengo la información del Ministerio de Defensa de Rusia que ese dron se encontraba en el espacio aéreo de Irán”, afirmó Patrushev en Jerusalén, al término de una reunión con sus homólogos de Estados Unidos, John Bolton, y Meir Ben-Shabbat, de Israel.

El Comando Central del Ejército de Estados Unidos denunció que misiles tierra-aire iraníes derribaron el jueves pasado un avión de vigilancia de su Armada sobre el estrecho de Ormuz, dentro del espacio aéreo internacional, aunque autoridades iraníes aseguraron que fue en cielos iraníes.

Restos del fuselaje de un dron estadounidense RQ-4A exhibido por la Guardia Revolucionaria de Irán. Foto Especial / EFE
Restos del fuselaje de un dron estadounidense RQ-4A exhibido por la Guardia Revolucionaria de Irán. Foto Especial / EFE

Patrushev calificó de “inadmisible” cualquier intento de presentar a Irán como la principal amenaza para la seguridad regional, así como comparar al país con el grupo extremista Estado Islámico (EI) -proscrito en Rusia y otros países- y otros grupos terroristas, informó la agencia rusa Sputnik.

El funcionario ruso instó a Estados Unidos e Israel a disminuir la tensión con Irán, actuar con moderación y avanzar para aliviar la tensión en las relaciones israelí-iraníes, a fin de que Siria “no se convierta en una zona de confrontación geopolítica”.

“Irán fue y sigue siendo nuestro aliado y socio con el que desarrollamos constantemente las relaciones tanto a nivel bilateral como en formatos multilaterales”, afirmó.

Destacó que Irán contribuye “sustancialmente” a la lucha contra el terrorismo, así como a la estabilidad en Siria, en particular en el marco del proceso de Astaná, un formato trilateral en el que Teherán participa junto con Ankara y Moscú.

Patrushev también habló sobre los ataques del 13 de junio pasado contra petroleros en aguas del Golfo de Omán, a la entrada del estrecho de Ormuz,y refrendó su llamado a “realizar una investigación objetiva, que permita esclarecer lo sucedido, en vez de acusar a alguien”.

“Los materiales que fueron presentados no permiten llegar a conclusión alguna”, indicó el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de la Federación Rusa, en referencia a videos difundidos por Estados Unidos sobre los ataques contra los petroleros, atribuidos a la República Islámica.

El derribo aumentó la tensión entre Estados Unidos e Irán y los temores de una posible guerra en el Golfo Pérsico, sobre todo porque el presidente Donald Trump considera que los incidentes en el Ormuz son un factor suficiente para la escalada con Irán, según funcionarios estadounidenses.

Con información de Notimex

Comentarios

Comentarios