El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que no se tiene una proveeduría suficientemente oportuna para México en relación con vacunas, pero no es culpa del país ni de una acción administrativa y aseguró que las que contienen el ingrediente contra sarampión se distribuirán a tiempo.

Expuso que existe un problema de escasez en el mercado global de vacunas, pero aclaró que en México se distribuirán a tiempo las que contienen el ingrediente de sarampión: la triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis) y la doble viral (sarampión, rubéola).

Las vacunas se le contrataron a Biológicos y Reactivos de México (Birmex), una empresa de capital mayoritariamente público, dijo en entrevista en el marco de las audiencias públicas de Parlamento Abierto para la creación del Instituto de Salud para el Bienestar.

Explicó que el problema no viene de Birmex, ni de la acción administrativa para contratarlas, sino que se trata de una escasez en el mercado global de vacunas. Ya se firmó el contrato respectivo para la compra de las dosis, con fecha de entrega a más tardar en diciembre.

Precisó que existe un repunte del sarampión en general en el mundo, es endémico en Europa occidental desde la última década del siglo pasado y persiste en África y Asia, además de que ha repuntado en algunas latitudes “y eso creó una angustia en los mercados globales de vacunas y un acaparamiento”.

Aclaró que no se trata de un fenómeno nuevo, “porque también en estas olas de desinformación se le quieren atribuir a este gobierno decisiones caprichosas que lleven a retardos en el abasto”.

Explicó que el esquema de vacunación consta de 14 fórmulas de las cuales quedan dos específicamente por distribuir, que son la triple viral y la doble viral, que ya se contrataron a Birmex.

Detalló que el 2 de agosto se adquirieron tres millones 800 mil dosis, pero la proveedora planteó abastecerla “hasta diciembre” como periodo máximo, aunque a través de agilizar los trámites aduanal y de verificación sanitaria podrían surtirse antes, es decir a finales de octubre o principios de noviembre.

Comentó que el problema tiene, al menos, siete años, y en el caso de la triple viral había tres proveedores globales y el mayoritario, que es el Instituto Serológico de la India, provee cerca de 40 por ciento del mercado global.

El subsecretario de Salud mencionó que en el sexenio pasado, en los últimos dos años, se interpuso una compañía privada mexicana, de capital nacional, como proveedor exclusivo, desplazando a Birmex, sin que se conozcan las razones de esa decisión.

Sin embargo, al iniciar esta administración, “nos encontramos con que esa compañía tenía una trayectoria de incumplimientos a contratos y de contratos cubiertos con una vacuna que no había pasado los estándares de calidad estrictos que tiene Cofepris”.

Por lo tanto, añadió, se tuvieron que rescindir los contratos, dado que la vacuna no tenía la potencia de protección, ni para el componente de rubéola, ni de sarampión, ante lo cual se hizo una denuncia pública y la empresa fue inhabilitada 27 meses por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Con información de Notimex

Comentarios

Comentarios