Washington, Estados Unidos.

El presidente estadunidense Donald Trump presentó este lunes sus condolencias al mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador por los asesinatos de connacionales en la masacre de este fin de semana en El Paso, Texas.

El mandatario estadunidense presentó sus condolencias en un mensaje emitido desde la Casa Blanca, donde refirió medidas contra este tipo de hechos y llamó a esfuerzos bipartidistas para convertirlas en leyes de pronta aplicación.

Se pronunció por la pena de muerte para los autores de este tipo de acciones, la cual se aplique una vez sentenciada de manera rápida y sin demora, subrayó.

El pasado sábado Patrick Crusius, de 21 años de edad, armado con un rifle AK-47, entró a un centro comercial de El Paso Texas, y disparó contra los compradores con un saldo de 20 personas muertas, entre ellas siete de nacionalidad mexicana.

Un manifiesto que se analiza para comprobar que lo escribió Crusius, acusado ya de homicidio agravado, llama a detener la invasión de Texas por parte de hispanos y señala la intención de matar tantos mexicanos como sea posible.

Luego, en la madrugada del domingo, Connor Betts, de 24 años de edad, disparó con un rifle tipo asalto a los noctámbulos que paseaban por el centro histórico de Dayton, Ohio, con saldo de nueve personas muertas, además del propio atacante abatido por la policía.

Trump también reconoció la necesidad de reformar las leyes en materia de salud mental, a fin de identificar a quien sea un riesgo y enviarlo a tratamiento.

El cambio cultural es muy difícil, pero debe de hacerse, señaló el mandatario en su mensaje en el cual no hubo preguntas de la prensa.

Recordó que en su gobierno ya se presentaron medidas para evitar este tipo de crímenes en las escuelas, y entre esas acciones se prohibieron los aceleradores de balas, pero aún queda mucho que se puede hacer, agregó.

En ese marco pidió hacer a un lado el que llamó “bipartidismo destructivo” y avanzar en los cambios legales necesario.

Demandó soluciones bipartidistas reales que hagan más seguro a Estados Unidos,identificando las señales tempranas de peligro, lo que encargó al departamento de Justicia.

Condenó la xenofobia que se ve en los asesinatos sucedidos en un centro comercial de la ciudad texana además de los cometidos en la ciudad de Dayton, en Ohio.

Luego de subrayar que Estados Unidos es un país de amor, dijo que el odio devora las almas y las mentes, pero se comprometió a investigar los crímenes de odio e intolerancia.

Cuestionó la operación de internet, porque dijo que es una vía para llevar adelante esos crímenes, así como la trata de personas y la distribución de drogas.

Los peligros de internet no se pueden ignorar, sentenció.

En su mensaje Trump no se refirió al creciente clamor por prohibir las armas de asalto en Estados Unidos, en un debate que parece renacer en este país.

Comentarios

Comentarios