Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) emplean ceniza volcánica para elaborar cemento ecológico.

La investigación explora el uso de materiales reciclados, desechos y materias primas naturales para obtener cementos, y está a cargo de José Iván Escalante García, quien destacó los beneficios ambientales de esta alternativa que, detalló, es similar al cemento comercial.

El concreto es uno de los materiales más comercializados en el mundo, y su producción y uso genera entre 8 y 10 por ciento del dióxido de carbono (CO2) antropogénico en el ámbito internacional.

El experto del Cinvestav, Unidad Saltillo, expuso que la industria de la construcción va de la mano con el constante crecimiento de la población en zonas urbanas, por lo que la producción del cemento tendrá un impacto ambiental cada vez mayor. Por ello, argumentó, es urgente tener alternativas de solución sustentables.

Escalante García indicó que consideraron ceniza volcánica por su composición química y carácter amorfo de su estructura atómica, además de su abundancia.

De acuerdo a las primeras pruebas realizadas en Cinvestav, la funcionalidad del cemento con ceniza ha sido adecuada. La ceniza se pasa por un molino y se agregan agentes alcalinos y sulfáticos disponibles comercialmente; el proceso resultante es una reacción química con el agua, que resulta en la formación de compuestos cementantes con propiedades ingenieriles.

El experto comentó que las formulaciones del cemento que trabajan contienen hasta 80 por ciento de material volcánico, sin que sea necesario emplear hornos de altos grados durante el proceso.

El Cinvestav informó que este grupo de investigación ha desarrollado, en los últimos cuatro años, alrededor de 15 opciones al cemento y la mayoría cuenta con solicitud de patente nacional.

Comentarios

Comentarios