Yalitza Aparicio, actriz de la película Roma, estuvo presente como invitada de honor en los festejos de la Guelaguetza, en su natal Oaxaca.

La actriz se negó a dar declaraciones a los medios, por lo que reporteros intentaron abordarla cuando se levantó al baño.

Sin embargo, los guardaespaldas la escoltaron en todo momento, por lo que el intento de los reporteros en acercarse a ella fue en vano.

Varios medios criticaron que la actriz no quisiera dar declaraciones a la prensa. “Una actitud negativa para su pueblo”, y puede ser que ya con la fama que ha adquirido la nominada al Oscar, haya perdido piso y se convirtió en una diva. Es muy triste pensar que la conducta de Yalitza haya cambiado simplemente porque ya es una figura internacional de la farándula a quien de la noche a la mañana se le fue todo al cielo.

Pero lo mas impactante fue cuando la profesora de primaria y profesora de primaria originaria de la comunidad de Tlaxiaco, salió del auditorio de la Guelaguetza resguardada por una inédita valla humana de alrededor de 16 personas entre los cuales figuran bomberos y guardaespaldas.

Existen otros rumores los que señalan que este cambio de actitud es simplemente porque las personas que están detrás de ella y que la manejan, le dicen como debe de actuar, hasta dónde debe llegar en las entrevistas y cuándo darlas y cuándo no.


En el evento, Yalitza estuvo sentada en el palco de honor junto al gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat y a otros invitados.

Comentarios

Comentarios